Numerología: el significado de los números


La numerología es considerada por sus seguidores como una herramienta para el conocimiento propio y el de las personas que nos rodean. En este artículo te hablamos de ella.

¿Para qué sirve la numerología?

Algunas personas creen que, a través de la numerología, es posible obtener valiosa información sobre quiénes somos y, más en concreto, sobre cuál es nuestra verdadera esencia. En principio suena interesante, ¿no te parece? No solo eso, esta ciencia (o pseudociencia, como algunos la prefieren clasificar) también nos brindaría acceso a entender cuál es, además, la verdadera esencia de las personas que nos rodean. Y la pregunta que nos surge a continuación es… ¿No conocemos ya a estas personas que forman parte de nuestra vida? Lo cierto es que hay quienes piensan que, verdaderamente, no las conocemos y que solo tenemos acceso al “traje” que han decidido “ponerse” para poder desenvolverse en el mundo sin sentirse vulneradas o desencajar.

¿Para qué más se puede usar esta herramienta? Para mucho más. La numerología pretende proporcionar información sobre nuestras capacidades y potenciales. En concreto, los numerólogos afirman que nos brinda la posibilidad de conocer cuáles son aquellas cosas para las que sí somos realmente buenos y que, por diferentes motivos (presión familiar o entorno cultural, por ejemplo), no hemos podido llegar a desarrollar a lo largo de nuestra vida.

¿Te parece poco todo lo anterior? Pues, todavía hay más. Según los seguidores de esta creencia, también seremos capaces de conocer nuestro propósito de vida, vocación y profesión ideal a través de ella. Además, nos capacitará para poner luz sobre temas tan importantes como las compatibilidades de pareja, amigos, socios y familia. Esto sería muy interesante a la hora de tener unas relaciones interpersonales mucho más sanas y satisfactorias, pues permitiría entender a las personas desde “lo que realmente son” y poder hablarle a cada cual su idioma, ¿verdad? Efectivamente, y lo desarrollaremos más en detalle en siguientes artículos, no es lo mismo hablar con una persona que es representada por el número “4” que con una que lo hace por el “5”. Cada persona tiene una forma completamente distinta de caminar por la vida y conocer cuál es la de cada una nos puede ayudar, sin duda, a comunicarnos con ella.

Por último, y no por eso menos interesante: la numerología afirma poder aportar datos sobre las vidas pasadas y las tareas que tenemos pendientes de resolver en la vida presente. A esto, algunos le llaman contratos heredados… y sí, se entra en el campo de lo místico y de lo espiritual.

¿En qué se basa exactamente la numerología?

Esta creencia afirma que existen números con propiedades particulares que pueden incidir en nuestra vida o contener mensajes importantes para nosotros. ¿Por qué? Empecemos por el principio.

Todo lo que existe en este mundo terrenal emite una vibración. Incluso los espacios, como tu oficina o tu casa, emiten vibraciones. Estas vibraciones tienen la capacidad de hacernos sentir de una manera determinada u otra. La numerología afirma que lo anterior también se aplica a los números. Entonces, cada número tiene, también, sus vibraciones energéticas únicas y propias, y representa fortalezas y oportunidades específicas.

Sintetizando lo anterior, podemos afirmar que la numerología se centra en estudiar la vibración energética de los números con el objetivo de mejorar el entendimiento del ser humano y de su entorno.

¿Qué números se estudian en la numerología?

Se analizan, principalmente, la fecha de nacimiento de personas (también la de mascotas y empresas), así como nuestro propio nombre y el de los demás. Efectivamente, como veremos más adelante, cada nombre tiene un valor numérico determinado (a cada letra se le asigna un número que hay que sumar). A partir de estos datos, obtendremos diferentes números: nuestro número personal (que nos habla de quienes somos), el número de alma (que nos da información sobre nuestra misión en la Tierra) y el año personal (que nos habla de nuestro momento actual en la vida).

¿Cómo y cuándo nace la numerología?

La numerología no es algo nuevo, se fue desarrollando durante siglos. Ya en el año 530 a. C., Pitágoras de Samos (filósofo y matemático griego, mundialmente conocido por el Teorema de Pitágoras) describió con sumo interés la relación entre los planetas y su vibración numérica. A esta la llamó “música de las esferas”. Además, Pitágoras creía que todos hemos nacido en un día, hora, minuto y segundo determinado en la Tierra. Este fue un momento particular en el que se dieron unas energías determinadas y son estas vibraciones de energía las que han afectado a nuestra forma de ser.

No solo el filósofo estaba interesado en la interpretación de los números, algunos consideran que la práctica de asignar un significado a los números tiene su origen en la Kabbalah, un antiguo libro que explica el pensamiento y el misticismo judíos. Por otro lado, en la antigua Babilonia se encuentran también ciertos sistemas parecidos al de la numerología. De hecho, existía una metodología llamada Caldeo que se enfocaba en la vibración energética de los números del 1 al 8, considerando el número 9 como un número sagrado, pues simbolizaba para los babilonios todo aquello que se puede desear y la conexión con lo divino. Según la metodología Caldeo, simplemente, deberíamos analizar nuestra fecha de nacimiento y los números que corresponden a las letras de nuestro nombre para saber más sobre nuestro destino.

Pero volvamos con Pitágoras. Él creía que el universo debe ser visto como un todo armonioso, donde todo emite un sonido o vibración. De hecho, creía que los números del 1 al 9 están asociados a características específicas, y que la suma de estas supone toda la experiencia de la vida. En definitiva, nuestra forma de actuar ante las diferentes circunstancias que nos plantea la vida ya estaría determinada. El filósofo afirmaba, además, que el universo está sujeto a ciclos que se repiten en el tiempo y, por lo tanto, se pueden predecir. En concreto, todo se mueve en ciclos de nueve años. Entonces, cada nueve años se nos presenta la misma lección sobre el mismo tema, pero con diferente grado de dificultad. La persona que tenga la capacidad y habilidad para poder entender sus ciclos de vida será la persona que encuentre de forma más rápida la realización y la plenitud y… ¿Quién no desea eso?

Significado de los números

Pitágoras redujo los números compuestos a nueve números primarios. A cada uno de ellos, se le otorga un significado y simbolismo determinados. Una vez que entendemos el significado básico de dichos números, podremos empezar a aplicar este conocimiento a situaciones prácticas de la vida diaria y esta es, sin lugar a dudas, la gracia de la numerología.

Como hemos dicho, los números del 1 al 9 son los números esenciales en la numerología. Sin embargo, hay algunos números de dos dígitos que pueden aparecer durante el proceso de cálculo de nuestro número, también son importantes y no es necesario reducirlos a un solo dígito. Se llaman números secundarios. Estos números secundarios, al igual que los números primarios, tienen su significado determinado. Los principales son 11, 12, 13, 22 y 40. En esta ocasión, no entraremos a describir estos últimos, pues merecen una descripción más detallada en posteriores artículos.

Vayamos ahora a ver algunas de las características básicas que se les otorga a cada uno de los números primarios.

Significado básico de los números del 1 al 9

A continuación, y a modo de ejemplo, te facilitamos algunas características básicas que se suelen asociar a los distintos números. De todos modos, conviene que tengas en cuenta que la numerología es mucho más compleja y que cada uno de estos números deberá interpretarse de forma distinta dependiendo de si se trata de nuestro número personal (que nos habla de nuestra identidad), número de alma (que nos habla de nuestra misión), año personal (que nos habla de nuestro momento actual en la vida).

Número 1: Se asocia con el liderazgo y autosuficiencia. Simboliza tanto fuerza física como mental.

Número 2: Se asocia a la paciencia y la ternura.

Número 3: Simboliza buen humor, sencillez y comunicación.

Número 4: Es el número de la inteligencia, lógica y el aprendizaje.

Número 5: Relacionado con el movimiento y la capacidad de adaptación.

Número 6: Las personas con este número tienen la empatía como su mayor don.

Número 7: Este número tiene que ver con el cambio y la capacidad de impactar en el entorno.

Número 8: Representa la constancia y seguridad.

Número 9: El número de la sensibilidad, empatía y el amor sin límites.

Profundizando

Hasta aquí, una breve introducción al mundo de la numerología. Esperamos que te haya resultado interesante y que haya despertado tu curiosidad porque, en próximos artículos, desarrollaremos exactamente cómo calcular tus números más importantes a partir de tu fecha de nacimiento y de los números que se asignan a cada una de las letras de tu nombre. Así que… sí, todavía te queda mucho por descubrir.